¿Sigue existiendo Blackberry en 2022?

¿Sigue existiendo Blackberry en 2022? Esa es una pregunta recurrente. ¿Aún existe la mítica marca de teléfonos? ¿Va a sacar Blackberry un nuevo teléfono en 2022?

Vamos a poner un poco en contexto la situación de la marca Blackberry y de la empresa. Y en este post lo vamos a responder.

¿Sigue existiendo Blackberry en 2022?

Lo primero que hay que recordar es que la empresa dejó de fabricar teléfonos móviles en 2016. Hasta la fecha, todos los smartphones eran fabricados por la propia compañía, y usaban su sistema operativo RIM (en adelante, Blackberry).

Desde 2016, la empresa original pivotó hacia la seguridad en Internet y en comunicaciones. Modelo de negocio que sigue ejerciendo a día de hoy. De hecho, en el pasado, los teléfonos de Blackberry se caracterizaban por su excelente seguridad de software.

Una vez Blackberry decidió dejar de fabricar móviles, cedió los derechos de fabricación a la empresa china TCL. Esta última, ha estado fabricando varios modelos de Blackberry (usando la imagen de marca), pero esta vez, usando Android como sistema operativo.

A pesar de que los smartphones de Blackberry ya no estaban fabricados por la compañía original, se siguieron distribuyendo hasta mediados de 2020.

Los teléfonos de Blackberry se despiden

El 4 de enero de 2022, los terminales antiguos que contaran con el sistema operativo propio de Blackberry, dejaron de funcionar.

La propia empresa lo anunció en un comunicado, en el que explicaban que los teléfonos iban a perder todas sus capacidades funcionales.

De hecho, la empresa ha decidido capar tanto su sistema operativo (ya obsoleto), que los dispositivos no se pueden conectar a Internet, hacer o recibir llamadas y por supuesto, nada de mensajes.

En este caso, los teléfonos de Blackberry y TCL, cuentan con sistema operativo Android. Y la empresa de TCL se ha comprometido a ofrecer soporte técnico a los usuarios hasta agosto de 2022.

Así que, en resumidas cuentas, Blackberry existe en 2022, pero como empresa de seguridad informática. Sus terminales, lejos de seguir vendiéndose (al menos por el momento), ya ni siquiera son funcionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *